20091217

ausencia epidural

Veo silenciosa la noche
que me ahoga en tu ausencia,
mi cuerpo cae en llamas,
de las palabras de tu imágen,
de las sonoras letras de tu nombre,
que anhelo freneticamente bajo mi cuerpo,
perfumas mi cielo con tus besos,
me llevas y me traes de vuelta,
al extremo,
y más que amorosamente,
nos gritamos te amo sobre la luna fría,
sobre el llanto del tiempo,
y me veo lejos acariciando tu rostro.

1 comentario:

Mente Peregrina dijo...

¿Algo qué replicar a tan bellas palabras? Todo lo que pueda expresarse como reacción no tiene representación escrita.
Saludo peregrino.