20110226

Tu perdición queda más clara en su piel

La noche se apodero de mi corazón,
ya no había latidos,
el fuego remplazaba mi sangre
con latidos lentos que carcomían mi sonrisa
tan perspicaz,
en mis manos había dolor
dolor que me hacia sentir cerca de la felicidad,
que atormentaba en crepúsculos tu nombre,
que lloraba vida lejos de mi,
y tu perdición queda más clara en su piel
que estando conmigo,
no basta escucharte,
pero se que has de morir en mi mirada vacía,
y donde hubo antes sombra
solo tendrás mi oscuridad
partiéndote el alma como
concreto que ha nacido sin sentido,
duerme ahora que estoy tan cerca
porque cuando abras los ojos
tu mundo ya no estará contigo.