20111101

Nubes en mi almohada.

Si el cielo fuera la tierra mis ojos sentirían paz sobre las nubes
y mis oídos vivirían en las aves,
Si la tierra fuera el cielo, la luna se ensuciaría con las lágrimas
de los pobres,
y mi sobra sería una esclava  efímera del sol,
pero hoy ni el cielo y la tierra cobran vida en nuestros reflejos,
porque en la mirada naúfraga de la humanidad se ha perdido
el nombre del tiempo y los pasos ciegos del fin del mundo
cada día recuperan la vista,
hoy me he tomado un trago de libertad en mis palabras
para sonreírle a mi tragedia y susurrarle a mi naturaleza
una disculpa en voz alta para que al dormir
los hijos de mis hijos sueñen sobre las nubes que yo
imagine en mi almohada.