20130111

Un poema nocturno de ti

que no se vive de tu ausencia
y que lentamente muero de ti,
por que haces falta cuando estás
y si no respiro es por que no te tengo.

y mi mirada tiembla si te veo,
ahora voy por la vida, ciega.
y buscando tu voz a través del viento,
y aunque estás cerca,
nunca te siento.

y la voz del tiempo susurra tu sonrisa a mis sueños,
pero siempre tengo insomnio y no te escucho,
pero tu voz está ahí, sobre mi almohada,
y en mi mente no eres solo pasajera,
andas en mis pasos.

que no me muero de tu boca,
vivo de ti y no te tengo, repito,
pero te tengo de la forma que no quiero,
y eso parece todo, y todo siempre resulta poco para mi,
tan buenamente te pienso,
tan para mi, que eres ajena a tu sombra ...
y vuelvo,
recaigo en tus palabras,
y mis suspiros son espinas,
y las espinas son rosas de tu jardín.

que yo no solo soy yo,
soy tu y tu eres viento,
y aunque no quiera,
te respiro.