20141214

Suspense

Ya ando perdiendo la cuenta de mis desvaríos,
de las cosas que rondan mi cabeza,
sigilosas.
Ando tan fugaz que me toman por estrella,
particularmente, los días que me haces falta
son los días que he vivido.
Ya he creído yo que no te iba queriendo
pero tus manos se toparon con las mías
y tus ojos me llegaron al pecho,
Soy tan terca que a mis sueños le llevo la contraria,
ya ando esperando que la memoria me falle,
sentada en el umbral de mi mala suerte,
soy más silencio que vida,
no sé si lo haz notado,
fallo más que nunca en el vano intento de olvidarte,
eres memorable y la sintaxis de mi razón lo sabe,
lo sabe y te mantiene,
y yo juego sucio con mi dolor y lo hago más fuerte,
buscándote,
ya soy más una sombra constante en el espacio que me sostiene,
un muerto que respira tu aroma dulce que
suaviza sistemas.
Tu eres de esos versos que no se escriben,
uno que me guardo en el bolsillo,
vales la pena si me tengo que cruzar contigo
las vidas que tenga que vivir.