20161120

Casi fines de noviembre

Es decir,
No cabe mucho de mi alma en esta piedra
Y esta piedra tiene mejor corazón que tu silueta,
Soy un mártir sollozante en su almohada y otras veces soy un amante un poco alucinado,
Perdona si te llamo, amor, y muero de frío, necesito de tus ojos color verano, esos que menguan al final de mi ombligo.

Déjame decirte que las palabras las tengo atravesadas en el pecho, eres el demonio hecho tu nombre y me destruyes tantas veces que he dejado de ser sombra.

Estoy muerto

Soñador y un poco enamorado colocaron en la tumba,
Enamorado de la muerte y la muerte no corresponde.