20130228

desequilibrio de palabras.

dame una noche para hacer de tu sonrisa un pedazo de luna,
de tu mirada, estrellas que nunca mueran,
por que tus ojos son eternos,
y tu eres mi brisa favorita.

en mi realidad, soñamos que todo tiene un fin
pero el fin nos lleva a tu silueta,
silueta que me desvía a lo que siempre imagino
e imaginar es de sabios locos,
y yo de a pocos me vuelvo loco,
y no loco por ti, si por tu mirada,
que casi nunca veo,
por que yo camino siempre con los ojos cerrados.

dame un beso que sea un instante, un instante que se guarde en el bolsillo,
y que tu bolsillo sea infinito,
infinito como tu y yo,
que siempre existimos donde no estamos,
así mis versos con sabor a dudosa melodía romántica
pero desviada a tu nombre, se pierden,
y se encuentran en cada canción que el mundo
no interpreta.

en mi realidad somos todo menos lo que quiero,
en tus sueños no se que es lo que somos,
por que nunca duermes.

y así todo es una maniobra perversa del destino,
y el destino lo llevo en el brazo,
y a ti te necesito,
y esto no tiene sentido si lo lees con  ojos cuerdos,
pero sonríe así como siempre lo haces,
igual da, es importante si me entiendes,
si me necesitas tu también.

de noche yo soy tu,
de día somos dos.