20160306

Sinfín

Mecía su amor entre mis idas y venidas,
rompíanse los sueños bajo el yugo de mi no muy educado corazón.
   La amo desde que sus besos llegaron a mi alma
   Posiblemente en un abrir y cerrar de ojos.
A veces le ruego al tiempo que se quede entre nosotros,
que nos abrace y nos ate,
       por que la idea de perderla paraliza mi cuerpo.
                                    voy
así de simple hasta tu espalda,
          para amarte desde lo eterno,
  para que de sombra en sombra,
                                  yo sea tuyo como lo soy desde ya.
desde ahora.
Vacilaba su amor en mi sonrisa,
           mis manos ansiosas te aclamaban
y al pie de mis mejores días
            ella existía.