20081008

Fuera de la Realidad, Te amo.

Era de noche y todos pensaban que ya nos habiamos dormido, pero sólo tu y yo sabíamos que no era cierto, decidimos esperar a que todos se durmieran para abrir la puerta de la calle y salir a caminar por las calles vacías de la ciudad, nadie nos vería, Tendríamos una madrugada libre, nadie voltearía a vernos, y así pues, salímos riéndonos en silencio, que complices eramos y lo somos aún.
cerramos la puerta despacio, bajamos las escaleras del edificio, no haciamos ruido, no había que despertar al guardian que de por sí ya lo sabe, tampoco es cojudo.
Bajamos, felizmente este no escuchó, estaba bien dormido, nosotras deberiamos andar en lo mismo, pero hemos preferido ser libres el dia de hoy.
Las calles están vacías, bueno no completamente, pero nadie podrá vernos.
Tomo tu mano, tu pones tu cabeza sobre mi hombro y te digo, te amo, siempre lo hago, incluso cuando no estás.
caminamos por las calles silenciosas, me siento tan bien a tu lado, no quiero que amanezca, nisiquiera tengo sueño.
Te miro, tu sabes que me encanta mirarte, cuando no te veo, tengo que prender la computadora para poder hacerlo, y si no hay luz, tengo el celular y si no lo tuviera, sólo me basta cerrar los ojos, porque al hacerlo también puedo verte.
Seguimos caminando, ahora tu me dices te amo y yo siento que mi corazón se va a salir, y te digo yo también, no nos cansariamos de amarnos.
entonces te beso.
Dios! cuando lo hago siento que estoy volando, me siento felíz y se que te amo más y más y se también que nada puede separarnos, y se que si no estuvieras a mi lado nada sería igual y me sentiría perdida, sin nada, en pocas palabras, no sería nada.
Pasa un carro, quizás nos vió, no me importa, en realidad no me importa quien me vea contigo, al final, todos lo sabrán, y derrepente hasta ya lo saben.
Te suelto la mano y te abrazo, abrazarte se siente bien.
Parece que ésta noche es nuestra complice, nada nos molesta, caminamos sin molestias, dándonos todo el amor que tenemos en nuestros corazones.
Y tu sabes que no he sentido algo así antes. tu eres la única con la que siento esto, y siempre lo serás.
Eres mi esposa, bueno para nosotras no es necesario un papel, es más aqui en este país, en este estado, nadie nos reconocería como tales, pero aún así lo somos.
Hemos salido sin reloj, sin celular, no tenemos razón del tiempo, al final el tiempo siempre nos queda corto, pero yo siempre te digo:
"Uno de estos días ni el tiempo, ni nada, ni nadie nos interrumpirá"
damos una vuelta más, nos mirámos, nos repetimos los te amo y somos felices.
Ahora estámos de regreso, te doy otro beso, sonrio, tu también lo haces.
Nos sentimos morir de amor, caminámos de la mano, nadie nos ve, sólo ese Dios que está arriba, que dicen no está de acuerdo con lo nuestro, pero si no lo estuviera, acaso seguiriamos juntas?, al final de cuentas, Él nos envió al mundo a dar amor, y eso estamos haciendo.
LLegamos al edificio, abro la puerta despacio, el guardian sigue durmiendo, nos mirámos y reímos de esta travesura, subimos las escaleras, abro la puerta de la casa despacio, nadie ha notado nuestra ausencia.
Arreglo los colchones, te acuestas, yo tambíen, a tu lado, nos tapamos porque recién estamos sintiendo el frio, volteo y te miro, sonreímos, te beso y te digo te amo, tomas mi mano y dormímos. Y más tarde nadie sabrá nada, no pasó nada, nadie lo no notó.