20081012

sueño

Era Tarde, sus ojos ya se habían cerrado, había dejado de respirar y yo la contemplaba inmóvil, sintiendo que mi cuerpo iba a caer de dolor, sintiendome morir tambíen. Te veías tan fragil, te veías tan quieta, y yo tenía el maldito placer de poder respirar, de poder correr, pero no servía, porque tu no estabas.
Retrosedí, salí de ese cuarto espantoso, todos los que estaban ahí me llamaron, pero no los escuché, sólo los vi mover los labios. caminé más rápido, empezé a correr, sólo queria alejarme de ahí, mi mundo se estaba acabando, quería morirme también, pero era imposible, salí a la avenida, no tenía lagrimas en los ojos, creo que nadie notó lo que me ocurria, estúpidos.
Tomé un carro, era el que llevaba a la playa, queria caminar, quería pensarte, quería recordarte, mientras iba sentada, no existía nada a mi alrededor, creo que transcurrieron veinte minutos de viaje, ni los noté a decir verdad. el tiempo y todo lo que venía con el no me interesaban.
Baje de esa porquería andante, caminé hasta llegar a la orilla del mar, al parecer lo único que podía hacer en esos momentos era caminar.
El mar estaba tranquilo, la tarde traía un sol que no quemaba pero abrigaba, llegue a la orilla, y comenzé a caminar por ella, hasta cansarme, hasta morir.
Si es que el mar estuvo helado, ni lo sentí, la playa estaba vacía, por motivos extraños, pero que me favorecieron, no había nadie ahí.
Pensar que ya no te iba a tener a mi lado, que ya no iba a escucharte todos los días y q no iba a volver a ser feliz, me desgarraba, comenzé a llorar, no lo hacía hace ya tiempo, las lagrimas no cesaban. llegué hasta un lugar totalmente desierto, no había nada, ni siquiera casas.
me desplomé sobre la arena, me ensucie pero eso no importaba, lloré, lloré todo lo que no habia llorado, pero algo pasó. Sentí que alguien besó mis lagrimas, sentí tu calor, pero ... tu.
abrí los ojos, estabas a mi lado, te miré y mi corazón se acelero, sonreí, te abrazé y te besé, y me dijiste: estabas llorando?, yo te dije que sí porque tenía los ojos húmedos. y te dije tuve un mal sueño.