20110602

Ella.

Ni tu sombra tenue sobre mi hombro
hará que mis ojos pierdan el control,
porque están fijos ahora donde me perdí
y volví a encontrar mi camino,
porque aún en mi momento más vació,
esa sonrisa simple es
el universo de mi pasos,
la manía de vibrar mi cuerpo sobre su reflejo
nómada,
no más fui tuya,
siempre la llevé en mi,
y ahora soy suya,
es como si el brillo del sol
dependiera de su nombre,
como si al cerrar los ojos no exista todo,
solo ella,
y respirando así lentamente yo la siento
cerca de mi
si no está,
porque sus suspiros todas las noches
se quedan conmigo.

1 comentario:

Kath. dijo...

Este post me gustó muchísimo. Un beso!