20140828

Querida mía:

Debo escribir del amor una vez, o dos.
De las muchas veces que te encontré, hoy estoy muy despierta,
Le he gritado a la noche despacito,
que tengo nostalgia de tus labios,
nostalgia de tu contacto,
últimamente he suspirado más de lo que respiro,
te voy a contar un secreto a voz expuesta,
si me derrumbo quiero que lo recuerdes mientras sueñas,
yo te espero, lo hice ya en mi otra vida
donde no era más que un eclipse en el infinito de tu cuerpo,
debo escribir de ti más veces de las que he calculado,
te escribo en mi mente mientras te miro,
y te miro siempre incluso cuando me haces falta,
Vamos a ser más que sinceras,
tal vez me has dejado de querer un poco,
puede que aún me quieras igual
pero algo está claro,
yo te quiero más,
te quiero del verbo amar y del verbo querer
y tu y yo sabemos que no se define igual,
Le he susurrado a la mañana que estoy cansada de soñar contigo,
es decir, no contigo, si no de saber que te alejas,
Me aflijo constantemente,
digamos que ando más que taciturna, pero si me besas,
si al menos una sonrisa tuya toca mi rostro,
el día se torna en tu nombre,
y la vida empieza a ser tuya,
esto no es un poema, querida mía,
No sé que sea pero si lo lees y es tarde,
sigo en algún lugar, anhelándote,
y si estás a tiempo, sabes donde estoy,
quizás en tu corazón, quizás en tu mejor pensamiento,
quizás en todos lados,
a lado tuyo posiblemente, sonriendo de la nada,
tomando tu mano.
Debo escribir del amor tal vez más que nunca
por que te conocí
y te lo recalco,
esta es la última vez que conozco a alguien.
Así lentito me pierdo,
pero estoy para ti;
Y tampoco es una carta de amor pero
Posdata, puede que me haya enamorado un tantito mucho de usted.

con amor,
            una sombra, un eclipse, tan solo yo.