20141001

Versículo III

Más allá, lento,
por donde no se sueña seguro ...
      por donde las palabras mueren cortas,
late mi silencio sobreviviendo en tu boca.

En el fin del bosque de mis cuentos de hadas
surgen las sombras que acosan cada espacio en mi
                                  desahuciado pecho.
Como si tuviera el tiempo suficiente,
            te busco,
Hoy solo quiero no despertar,
                he volado hasta ti y tu ya habías tomado otro vuelo.
Más acá, lento, también.
         se mecen las noches perdidas en tus ojos,
         noches que me debes de encuentros a deshora.
 palpitándonos como corazones fervientes
                                 muertos en el amor que asesinaste en tu huida.
huyes como la muerte se esconde de tu sonrisa.
y voy tras de ti.
  por la tangente hasta tu hemisferio derecho y perfecto.
te sueño y café.
por besos en tu selva desnuda me pierdo en el infinito y me encuentro
en el seno de tu formula perfecta.
la ruta a tu silueta.