20141012

Travesía

Vamos cuerdos sin rumbo,
lento por el silencio,
ya caí en la cuenta que voy de sobra
en tu mirada,
ya voy de retirada,
envuelta en las mentiras que probablemente me dejaste
Te quiero de aquí a ciertos universos,
pero me quiero más aquí,
donde mi muerte no interrumpa tus pasos.
Vamos violentos los descorazonados
perdiendo el sentido común
de la misma forma que se nos pierden las llaves.
Hay un largo camino donde naufragan las memorias,
ya llevo el mapa rondando mi cabeza,
no te preocupes, mujer,
yo siempre resisto las injusticias de cupido,
me siento fuerte cuando estoy débil,
el abismo no es tan grande si lo miras desde el tope.
No,
no hay llanto que me ahogue,
tengo la sonrisa flotando en este rostro desolado,
soy una hoja al viento,
que herida se mantiene a flote,
extraño tus besos es cierto,
pero más me extraño feliz,
por que eso me hacían tus ojos.
Vamos los que sabemos amar,
destilando versos por las mañana,
y vas tu durmiendo en otro pecho que no te anhela tanto como yo,
hay una historia que se esconde entre tus dioses y los míos,
ya ando cautelosa esta noche,
la luna me golpea con su frío,
y duermo,
esbozando una soledad como sonrisa,
esa sonrisa que te decora la rutina,
mi preciosa,
mi mortal veneno.
Vamos cuerdos sin rumbo en el regazo de una guitarra,
ya me levanto de a poquitos,
y vuelvo a ser quien soy,
ingenua sin naturaleza,
buscando el control.