20120403

La realidad viene conmigo

De fuegos cruzados nace mi alma
como lluvia en tu ventana,
quemando tus sueños,
haciéndote nada.
De noches intensas nace tu infierno
como estrellas en el cielo
volando a tu encuentro.
Te pierdes en espacios profundos,
agudos y tortuosos
y duermes sin tener ojos
porque eres sombra,
tan cruel,
tan despiadada,
y te meces en mis labios
mientras eres la pasión que me condena,
para volver al tiempo
y ser siempre del viento.