20140905

Cartas a mi Ama-da

5 de septiembre.

Hola, esta mañana no ha sido fácil, pero como es común y usual, pienso en ti, no sé si notas la falta que me hace la luz de tus ojos, la belleza de tu risa y la silueta de tu encanto, me tortura la idea de saber si me extrañas o no, a veces creo que no, a veces solo supongo que si, y que si me extrañas es por compromiso, por el compromiso de no hacerme daño, casi es medio día y te voy queriendo como si el día ya estuviera completo, así de continuo, me refiero a todo el mes e incluso el resto de la vida.
Escribo tanto de ti, sé que no me lees, sé que es posible que pienses en alguien más pero aquí estoy, gritándote en silencio, muriendo tal vez, preguntándome si necesitas algo más de mi para traerte de vuelta, por que mi corazón vive angustiado, sinceramente no sé cuánto tiempo más resistiré,  no sé cuánto tiempo más dure este último suspiro contenido. Tu sutil indiferencia es un azote en mi alma, es un golpe suave y descomunal a este amor vagabundo, dime si debo pasar las horas o dejar que las horas pasen sobre mi,
siento que conocerte ha sido la ilusión más grande, y que Dios juega conmigo.
Anda ya mi corazón acostumbrado a la desolación pero esta vez no puedo reponerlo, no hay vuelta atrás cariño, tu me curaste pero hoy me mandas al calvario, al lugar más oscuro. No vuelvas si no quieres, si no hago falta, quédate dónde estás.
Mi indomable espíritu recomienda el vacío, el llanto hasta la muerte, y yo soy cobarde, o tal vez valiente,
afronto los pasos que me quedan sin ti, el miedo a que me hayas olvidado reposa en mi pecho, amada; Te anhelo jodidamente.
Haz de ser mi profunda tentación, mi amor platónico que por un tiempo fue real, que de milagro conservo.
hoy te escribo, mañana también y tal vez desde la tumba, o el llano en dónde me pierda, yo te espero como se espera que llueva en cequia, te espero como se espera al fin del mundo, sentada al pie de mi cama, contemplado la vida que pasa y me saca la lengua.
hoy no te digo adiós aún por que me gusta decirte hola todos los días, así que aquí estoy, para ti si me quieres, para tus besos si me necesitas, para volar si quieres alas.